¿Dónde alojarse?
Yo estuve en La Asturiana, un hostal que está al principio del Paseo del Prado. Tenía muy cerca todo (la estación Atocha, lugares para visitar, salir...) y estaba al lado de restaurantes, cafeterías, etc. así que de ubicación tiene un 10.

              Pros                                                                               Contras
WiFi                                                                                 Las paredes son muy finas
Televisión                                                                        Los clientes pueden entrar
Dos enchufes                                                                   de madrugada
Secador para el pelo
Aire acondicionado
Es un sitio muy limpio
La dueña es muy amable
Hay ventana
La cama es muuy cómoda

En mi opinión los contras no es eliminatorio. Si vas a Madrid debes de aprovechar todo el tiempo que puedas en visitar cosas que te gusten, por lo tanto no pasarás por tu habitación más que para dormir. Que las habitaciones sean pequeñas no lo he puesto en Contras porque la idea no es pasar tiempo en ellas. Si te molestan mucho los ruidos para dormir ya sabes que se oye a los vecinos, así que se puede solucionar con unos tapones para los oídos. De todas formas está en el centro de Madrid, así que es normal que haya movimiento.
De hecho, el único ruido que me molestó fue el de unos clientes bastante ruidosos que llegaron de noche, pero a parte de eso me llevé muy buena impresión.

Si tenéis alguna pregunta o queréis más info sobre algo, no dudéis en dejar un comentario.


A finales del mes de agosto de 2016 fui tres días a Madrid, desde el jueves hasta el sábado. Estuve en pleno Paseo del Prado, lo cual me vino genial porque así que lo tenía todo muy cerca. Os quiero comentar varias cosas:

  1. ¿Qué hacer?
Hay infinitas posibilidades, pero yo os voy a recomendar por esta vez un viaje cultural por el centro. En Madrid hay museos muy importantes por las fantásticas colecciones que poseen. En mi viaje fui a El Prado (cómo no) aprovechando que estaba la exposición del 500 aniversario de la muerte de El Bosco, aunque si vais en cualquier momento del año igualmente vais a poder contemplar muchas de sus obras porque están siempre en este museo. Por si a alguien le ha picado la curiosidad, esto es porque Felipe II coleccionó las obras del pintor (así llegaron a España) y éstas pasaron a El Prado más adelante.

También visité el Thyssen-Bornemisza y la exposición temporal de Caravaggio. Aunque es más pequeño y no tiene tantas obras muy conocidas como El Prado, me di cuenta de que se complementaban porque el Thyssen tiene escuelas de pintura que no tienen tanto protagonismo en el otro museo.

Y por último, por fin pude visitar el Museo Arqueológico Nacional. La verdad es que me lo esperaba de otra forma, pero no me decepcionó. Más adelante me enteré de que en el propio edificio se celebran conferencias y jornadas muy interesantes, así que no hay que olvidarse de mirar si alguna de nuestro interés coincide con las fechas de nuestro viaje.
En todos los museos hay descuentos o incluso se puede entrar gratis, así que sólo hay que informarse bien para no dejarse un dineral en visitar la cultura.

También es imprescindible dar un paseíto por El Retiro. Es muy agradable y da la sensación de haber entrado en otro mundo distinto, solo se oyen a los pajaritos y la gente que está en el parque también, pero a los coches ni por asomo. Cuando salí del parque llegué a una calle en la que había una especie de feria del libro, estaba llena de puestos de venta de libros de segunda mano de cualquier tema.

Por otra parte, estoy segurísima de que hay sitios para salir de noche, pero no os puedo contar nada de eso... no porque no me acuerde, sino porque todos los días acabé agotada y no tenía fuerzas más que para llegar a mi cama.

¿Qué os parece? Para un viaje en tres días hice bastante...


Voy a hacer como si la famosa frase que acaba en "cole" no existiera y voy a desearos un ¡Feliz mes de Septiembre! Aunque no mencione que "eso" ya comienza, sí que es cierto que en este mes retomamos muchas cosas que durante el verano hemos dejado un poco de lado, así que en este mes hacemos algunos cambios en nuestras vidas respecto a los dos meses de vacaciones.

Quizás algunos penséis en retomar ese deporte que tanto os gusta, volváis al gym o decidáis continuar con los paseos que dabais durante el verano por la playa (cambiando de paisaje, supongo).
Otros podéis decidiros por fin a apuntaros a esas clases que tenéis en mente y que pueden ser algo complicadas.
También puede que cambiéis de trabajo, de estudios o de lugar en el que vivís.

Pero lo importante en todo esto es que cuando nos decidamos lo hagamos con todas nuestras fuerzas, porque así seguro que nos irá bien. Puede que en algún momento dentro de dos o tres meses nos hartemos de todo y pensemos que quizá no deberíamos haber hecho el cambio, pero si lo seguimos intentando seguro que lo conseguiremos.

Así que, ¿qué me dices? ¿Hacemos un cambio?

  
En agosto voy a cerrar el blog por vacaciones, ¡por fin tendré vacaciones de verdad! pero no os preocupéis porque en septiembre volveré con los dos-tres viajecitos que voy a hacer, más entradas de "tiempo libre" con varios temas, etc.

En verdad no pararé porque la semana que viene me voy de campamento con los Scouts y hacia finales de mes haré una escapadita breve a Madrid, ya os contaré qué tal la estancia allí, los sitios que visitaré... Me muero de ganas por ir!

Que paséis un buen verano y nos vemos dentro de nada! :)

Como ya habréis leído, este año vuelvo a tener huevos de gusanos de seda, pero son bastantes y yo no me podré hacer cargo de tooodos los que nazcan.

¿Quieres tener gusanitos? Pues ponte en contacto conmigo mediante un comentario en esta entrada, enviándome un correo o dejándome un comentario en Instagram.

Recuerda que es muy sencillo cuidar de ellos, basta con tener una caja de zapatos y alguna morera localizada para poder coger hojas y alimentarlos. Es ideal para que los más peques aprendan lo que es el ciclo de la vida y aprecien la naturaleza, y a los más mayores también nos entretiene y fascina.

Además, ya sabéis que los estoy separando entre lisos y rayados y luego subdividiendo según el color del capullo, así que si me pedís de algún tipo en concreto no habrá tantas sorpresas como en muchos otros sitios en los que vendan/regalen estas criaturitas.

Este año tengo:

Huevos de gusanos lisos de capullo blanco y huevos de gusanos rayados de capullo amarillo chillón(o naranja, no sabría decir el color exacto...).

Buenas! voy a continuar con los origami que aprendí a hacer. Hoy explicaré cómo hacer una barca japonesa o Nisôbune (me gustaría aclarar que NO es una barca a motor) y también cómo hacer un molinillo de viento aprovechando que el proceso es muy parecido.
La barca de la imagen de la izquierda es la que hice en el Shuumatsu Matsuri con papel de hacer origami. Este papel es cuadrado, más pequeño que el cuadrado que nos sale de los folios normales, y es un poco menos duro para que sea fácil doblarlo muchas veces y marcar bien cada doblez. Además, hay infinitos dibujos!

Nivel: Fácil
Si usáis un folio normal seguid los pasos 1 y 2 que ya hemos visto con la grulla de papel para conseguir un cuadrado. Ya habremos doblado el folio en un triángulo, así que en el Paso 1 de la barca lo doblamos en un triángulo otra vez, pero juntando las otras dos puntas.
A continuación lo desplegamos y lo volvemos a doblar para formar un rectángulo. Lo giraremos una vez hacia uno de los lados (sin darle la vuelta) para volver a doblarlo en un rectángulo. Fijaros en las marcas de dobleces de los Pasos 2 y 3, os deben de quedar iguales.
El Paso 3 consiste en doblar sólo medio folio, de forma que juntéis el borde con la marca del centro, como en la imagen 3.  Repetid esto con la otra mitad del papel, siempre hacia el mismo sentido los dos. Os quedará doblado como en la imagen 4.
A continuación hay que mantener el papel como en la posición 4 y doblar por la mitad la parte de abajo, como veis en el Paso 5, y la parte de arriba de la misma forma.
Lo siguiente que hay que hacer es volver a dejar el papel doblado como en el Paso 4, aunque ahora tendremos dos marcas más. Coged el pico inferior izquierdo y llevad el borde inferior izquierdo del papel hasta la marca horizontal que se encuentra más arriba, es decir, la que está más arriba de la marca central. Lo podéis ver en el Paso 6.
Haced lo mismo con los otros tres picos con guiándoos con las líneas que corresponderían siguiendo el ejemplo que os acabo de explicar.
En el paso 7 desdoblad el lado superior derecho siguiendo la marca diagonal y respetando también la horizontal que tiene arriba, como lo veis en la imagen. Cuando hayáis hecho lo mismo con ambos lados aplastad el papel como en el Paso 8.
Repetid esta operación con la otra mitad del papel y volved a aplastarlo, como veis en la imagen 9.
El Paso 10 consiste en coger el papel por los lados y moverlos hacia abajo doblando el centro hacia arriba.

¡Enhorabuena! Ya tienes tu propia barca japonesa.

Pero yo os había dicho que también se puede hacer un molinillo de viento siguiendo estos pasos ¿no? ¡Pues aquí tenéis la explicación!
A partir de aquí es realmente sencillo. Sólo tenéis que quedaros en el Paso 9 de la barca y luego doblar las puntas hacia la misma dirección aprovechando las marcas diagonales.


¡Y listo! Ahora también tenéis vuestro molinillo de viento.

El pasado sábado fui al Shuumatsu Matsuri que se celebró en la playa de Almassora, y aunque era pequeño las tiendas eran muy chulas. Aprendí a hacer algunas figuritas de origami gracias a un puesto que había montado una mujer japonesa junto a algunos alumnos suyos, así que hoy intentaré explicaros lo mejor posible cómo se hace una grulla de papel.

Coged un papel, sentaros en una mesa... ¡Y a practicar!

Lo primero que hay que hacer es conseguir un papel cuadrado. Si cogéis uno normal como he hecho yo dobladlo como en los pasos uno y 2 para luego recortar el rectángulo que se ve en el paso 2, así al desdoblar el triángulo que hemos hecho en el paso 1 nos quedará un cuadrado.

A continuación doblad el triángulo del paso 1 en otro triángulo como en el paso 3. ¿Veis en el 3 que la parte de abajo queda abierta? Pues separadlo para que quede como en el paso 4 y juntad las puntas como lo voy a hacer yo. Aplastadlo para que queden marcados los nuevos dobladillos (ahora tendrá forma de rombo).
Dadle la vuelta a vuestro papel y haced lo mismo con la otra parte.

En la imagen 5 veis que ya está hecho un lado y cómo hacer también el otro.
Una vez ya tengáis vuestro "rombo", como podéis ver en el paso 6, doblad las cuatro esquinas hacia la línea (la marca de doblar el papel) que está en el centro y os quedará como en la imagen 7.
En el paso 8 debéis desdoblar las esquinas de los lados para separar las que hay abajo.

Atentos, porque ahora se trata de invertir los dobladillos laterales que hemos hecho en los pasos 6 y 7, es decir, usando las marcas que ya tenemos hechas doblad el papel hacia dentro. Dadle la vuelta a vuestra figura y haced lo mismo.
Luego simplemente dejad que se doble como en la imagen 10.
En el paso 11 lo que hay que hacer es doblar el papel que hemos plegado hacia dentro (en los dos lados, como siempre) hacia arriba dejando un triángulo en medio y se quedará como en el paso 12. En esta imagen he remarcado con un círculo las "patitas" que os tienen que quedar en la mitad inferior de vuestra figura para que os fijéis en que no están unidas por el centro.
En el paso 13 hay que doblar las cuatro puntas laterales como en el paso 6.
Una vez lo hayáis hecho, se quedará como veis en el paso 14. Ahora hay que doblar por el centro las dos caras que estábamos trabajando para dejar delante de nosotros las caras que estaban dobladas a izquierda y derecha. En la imagen veis por dónde voy a desplegar una de las caras de la figura que trabajaremos ahora.
En el paso número 15 hay que doblar las dos mitades inferiores que tenemos hacia arriba (pero no juntas) hasta donde os lo permita el papel.
De perfil os quedará como en la imagen 16. En ella ya he doblado una punta para simular la cabeza y el pico de la grulla y detras queda la cola.
En el paso 17 cogemos las dos alas de la grulla a la vez y estiramos un poco para que se forme el cuerpo.

Sólo queda darle un poco de forma a gusto de cada un@ ¡y listo!